La Teoría del Sudoku

8 Mar, 2009

Un día en el metro me pregunté:
¿Por qué la gente hace sudokus?

Claro que esto no es nuevo, ya se hacían crucigramas o sopas de letras, pero el sudoku es más esencial, no requiere ningún conocimiento ni cultura previa, es sólo lógica.

A la gente fundamentalmente le gusta sentirse bien, y terminar un sudoku o cualquier otro tipo de pasatiempo (aka "sudoku"), es algo que genera en su interior una sensación de éxito que puede ser muy placentera.
Cómo todo lo que causa placer en esta vida, esta sensación suele ser adictiva, y por lo tanto se querrá volver a repetir.

Es bastante parecido al placer que puede experimentar un ludópata, sólo que los pasatiempo son gratis y la sensación de éxito se consigue mediante la inteligencia y no el azar y el premio económico.


Esto no quiere decir que haya que plantear acertijos en todo momento, a nadie le gusta que le compliquen la vida.
Pero sí que hay determinadas situaciones en la vida en la que la gente está dispuesta a evadirse y recibir esa pequeña satisfacción en forma de "sudoku".

En internet se puede aprovechar esto y plantear pequeños retos en determinados momentos.
Tampoco serviría poner retos en cualquier sitio, hay que encontrarles el hueco y el momento.

El momento adecuado quizás no sea cuando el visitante tiene la ansiedad de entender de qué va la web, o cuando está buscando cómo apuntarse a una promoción, o cuando quiere ver ese contenido tan gracioso que esperaba encontrar.

Bajo mi punto de vista, no hay que obligar a hacer retos, hay que proponerlos como una alternativa al resto de contenido.

Desde luego que el momento de terminar un "sudoku" es posiblemente cuando más feliz vamos a encontrar al usuario, y no hay usuario más receptivo que un usuario feliz.

En cuanto a la naturaleza del "sudoku", habría que plantearse cada caso, pero debería ser de tal forma que hiciera necesario el uso de la inteligencia y que completarlo suponga un verdadero logro, que de la sensación de no estar al alcance de cualquiera. Si fuera muy sencillo o muy basado en el azar, la sensación de éxito no sería tan pronunciada.

Y después de decir esto lo suyo sería acompañarlo de algún ejemplo, pero lamentablemente todavía no he recopilado alguno, así que los pondré en cuanto pueda.

Y recordar:
"Lo bueno de inventarse teorías, es que pasados los días, te puedes apoyar en ellas como si fueran ciertas, o las hubiera dicho alguien importante."

guscreations@gmail.com